AÑO 2007 Año 3. No.10, Abril - Junio 2007

Pescar en nuestra ribera

por Manuel Marrero Ávila

Por qué la gente se va de Cuba? La respuesta, al menos a mí, no me resulta nada fácil. Hay personas que deciden salir de Cuba para reencontrarse con su familia, o al menos con parte de ella (padres, hijos, cónyuge), que ya habían emigrado antes.

Estas personas que abandonan el país por reunificación familiar, la mayoría de las veces, con su partida, dejan tras de sí a otros familiares que no pueden llevar.

Es la paradoja del rompimiento en aras de la unidad. Tengo unos amigos que recientemente salieron del país, tras un hijo que ya había partido, y ahora sufren el abandono de una hija, un nieto y el resto de una familia; por su parte la hija pretende “alcanzarlos” pero, a su vez, abandonando a su esposo…, y la lista sigue.