AÑO 2007 Año 3 . No.11, Julio - Septiembre 2007

La compañía de Jesús cara al futuro

por P. Jorge Cela, sj

La Compañía de Jesús, la orden religiosa fundada por San Ignacio de Loyola, se prepara para celebrar su XXXV Congregación General a partir del próximo cinco de enero. Ya las 84 provincias en las que se divide la orden -presente en los cinco continentes- han elegido sus delegados para la Congregación, que es el órgano legislativo superior de la orden.

La Congregación puede ser convocada por dos causas: cuando las circunstancias internas o externas de la orden lo hacen sentir como necesario, como sucedió para la Congregación 32 en 1974 o la 34 en 1995, o cuando la muerte o renuncia de un Superior General reclama la elección de nuevo Superior, como sucedió en 1965 por la muerte del padre Juan Bautista Janssens, sj., cuando se eligió al padre Pedro Arrupe, sj, y en 1983, para sustituir al renunciante padre Arrupe, sj, para elegir al actual Superior; y como sucede ahora ante la renuncia del padre Peter Hans Kolvenbach, sj, aceptada por el papa Benedicto XVI, con ocasión de cumplir los ochenta años. El padre Kolvenbach, sj, visitó Cuba hace unos meses.