AÑO 2007 Año 3 . No.11, Julio - Septiembre 2007

Una respuesta oportuna

por Gustavo Andújar Robles

Es muy probable que la inmensa mayoría de los televidentes cubanos nunca haya oído mencionar siquiera al Centro Católico de Orientación Cinematográfica (CCOC). Eso cambió el pasado 26 de junio, al menos para los espectadores del conocido espacio de Cubavisión, Historia del Cine, quienes oyeron al conductor del programa, el crítico Carlos Galiano, hablar del CCOC en relación con la recepción que tuvo en su momento, en los medios especializados en Cuba, la película Los amantes, realizada en 1958 por el famoso director francés Louis Malle.

Lo que es profundamente lamentable es que en ese programa, Galiano haya caracterizado al CCOC como representativo de un enfoque mojigato y moralista, comparable con el de la “Legión de la Decencia” norteamericana, y típico de lo que condenó en bloque como “moral burguesa”. Nada más injusto y alejado de la verdad.