AÑO 2008 Año 4 - No.15, Julio-Septiembre 2008

Premio a la consagración

por Nelson Crespo

El pasado 11 de abril le fue concedida a Esperanza Purón Sopeña, Licenciada en Física, Profesora Auxiliar, Investigadora Titular y Master en Ciencias de la Universidad de La Habana, así como reconocida laica católica cubana, la “Orden Carlos J. Finlay”, que es la más alta distinción que en Cuba se otorga a prestigiosos científicos, investigadores y profesores. No es gratuita la Orden conferida a Esperanza Purón.

Detrás de ella están años de consagración, cruces y no pocas incomprensiones; años de dedicación, esfuerzo y estudio. Baste citar su premio “Al resultado ya aplicado de mayor aporte al desarrollo social” que le confirió la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad de La Habana por su trabajo Aplicación de la terapia y acupuntura por luz a diferentes afecciones; el “Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba” por su trabajo conjunto: Aportes al conocimiento y a la tecnología del crecimiento de capas delgadas epitaxiales en régimen auto-regulado o el “Diploma” por su trabajo relacionado con el grupo Intercosmos, concedido también por la Academia.