AÑO 2005 Año 1. No. 3. Julio - Septiembre de 2005

Fe cristiana, ética y mundo del trabajo

por P. Antonio Rodríguez Díaz

Todas las realidades humanas necesitan ser iluminadas por la Ética, o con otras palabras, nada humano es ajeno a la Ética. Cualquier actividad del hombre, que quisiera prescindir de la Ética, se convertiría automáticamente en contra del mismo hombre. Un ejemplo de lo anterior lo podemos ver en la investigación atómica, cuando esta fue utilizada para fabricar la bomba atómica que, como sabemos, causó tantos daños personales y materiales. La fabricación de las armas atómicas, porque prescinde de la Ética, es inmoral.