AÑO 2006 Año 2. No.5, Enero- Marzo 2006

ENEC

por Mons. Alfredo Petit Vergel

El 8 de diciembre de 2005 se cumplieron 40 años de la solemne clausura del Concilio Vaticano II. Su Santidad el Papa Benedicto XVI, proponía, en esa ocasión, una “relectura” de los documentos conciliares. Es bueno que sigamos la indicación del Santo Padre. Hace falta volver a los documentos conciliares, que conservan una sorprendente actualidad aún hoy. Nosotros, en nuestra Iglesia que vive en Cuba, hemos tratado de ser fieles al espíritu del Concilio a lo largo de todos estos años, aunque en verdad, tanto entre nosotros como a nivel mundial, los documentos conciliares no son muy conocidos por las generaciones actuales, que quizás vivan, sin saberlo, del espíritu emanado de ellos que aún perdura.