A propósito de otra polémica en Temas

La revista Temas ya casi ha establecido como hábito la polémica en su más depurada acepción: argumentaciones razonadas desde posiciones distintas. Parece interesar a sus editores bucear en las profundas aguas del pensamiento cubano actual, aunque –y debe señalarse, para no pecar de incautos- siempre entre quienes defienden la línea trazada por el gobierno cubano.