Reconociendo la especificidad de cada país y su historia, las experiencias de otras naciones arrojan lecciones útiles para los líderes políticos y los analistas sociales que aspiran a una mejor democracia, con justicia social y progreso económico. De allí que la revisión de la experiencia chilena de transición a la democracia puede ser de interés en la etapa actual de reformas económicas y posibles reformas políticas en Cuba.