El debate sobre lo “laico” y la “laicidad” ha adquirido en modo estable un papel central en el contexto político contemporáneo. Las polémicas se encienden, constantemente, cuando los legisladores deben enfrentar temas que algunos definen “éticamente sensibles” –como si hubiera otros que, en cambio (pero no es así), se sustraen al problema del bien y del mal-, concernientes a la familia, la procreación artificial, el aborto, la eutanasia.…. Estos temas se vuelven los lugares del “conflicto de laicidad”, que se encienden regularmente y asumen al menos cuatro diferentes perfiles de debate:

1. en torno a la definición de lo laico y la laicidad, en el contexto civil;

2. sobre el significado de la laicidad en el contexto eclesial y sobre la participación en la vida pública por parte de los ciudadanos que pertenecen a organizaciones religiosas; …