En este mes de enero se cumplen 10 años de la histórica visita del papa Juan Pablo II a Cuba. Tras las estampas de los gestos inolvidables de cariño y cercanía tributados  masivamente por nuestro pueblo al Romano Pontífice, se encuentra latente el legado que esta visita dejó a la Iglesia, al pueblo y al gobierno.

Quizás la persona más  indicada en la academia cubana para dialogar sobre este hecho y sus implicaciones  para la vida nacional sea el sociólogo y politólogo Aurelio Alonso. Intelectual de probada valía, se desempeña actualmente como editor de la revista Casa de las  Américas. El profesor Alonso posee una larga experiencia en el estudio del  catolicismo y su influencia dentro del contexto sociorreligioso cubano. A su casa acudimos para conversar sobre la visita papal, sin que pudiésemos evitar hablar  de Cuba, de su historia y de sus retos de futuro.