Una investigadora estadounidense considera que el Santo Cáliz que se venera en Valencia, España, es la copa usada por Jesús en la Última Cena