Una reflexión necesaria antes de analizar la eutanasia, el aborto, el suicidio, el homicidio en caso de legítima defensa, la guerra y la pena de muerte

Todos los códigos éticos que se conocen incluyen, de una manera o de otra, la prohibición de matar a un ser humano. Y a la vez, tratándose de sociedades o grupos suficientemente amplios y complejos, todos los códigos aceptan de una u otra forma, casos en los que se considera legítimo matar a un ser humano, muchas veces las excepciones se hacen en favor de intereses del grupo dominante dentro de esa sociedad. En teoría, los principios supremos apuntan a valores incuestionables y universalmente aceptados, en este caso, la vida, pero la realización de esos valores en la vida real, puede entrar en conflicto con la realización simultánea de otros valores, o de esos mismos referidos a otros individuos.