Acaba de concluir Forense, la más ambiciosa de las series policíacas cubanas de los últimos años, a la vez que lamentablemente la más fallida y pedestre del magro policial cubano televisivo en toda su historia.  Forense quiso integrarse sin ninguna suerte en el boom que experimentan a nivel mundial las series televisivas, en particular las policíacas. Su referente fue a todas luces la afamada serie norteamericana C.S.I, cuyo énfasis va hacia el trabajo científico de los detectives, aunándolo felizmente con las peripecias investigativas.