Del 3 al 8 de abril de 2012 se celebró en La Habana la 11na. edición de la Muestra Joven, de cine. Trasladada este año de su acostumbrada última semana de febrero a la primera de abril, la muestra reunió 37 obras de ficción, 41 documentales y 9 trabajos de animación. La selección no estuvo carente de las habituales sorpresas, como la inclusión de Habanastation, de Ian Padrón, en el concurso de ficción, y la del making of de la película de Esteban Insausti Larga distancia, realizado por Alina Rodríguez, entre los documentales.

En cuanto a la primera, uno se pregunta cuál es el sentido de dar cabida en un concurso de realizadores noveles a una obra mayor de un realizador experimentado, para colmo ya exhibida con gran éxito de público en los cines del país. A mi entender, no basta con que los jurados tengan la sensatez de considerar que una obra así está de hecho fuera de concurso: su propia presencia en el evento es un contrasentido y hace pensar que las bases de la Muestra deberían incluir otros requisitos, además de la edad de los realizadores.