Lisanka, filme dirigido por el veterano realizador Daniel Díaz Torres y presentado durante la trigésima primera edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano  de La Habana, es la más reciente producción del ICAIC en el género de largometraje de ficción.

Díaz Torres retomó a su habitual guionista de sus últimas producciones, Eduardo del Llano, para, junto al narrador Francisco García, volver a introducirse en el terreno pedregoso de la sátira política, corrosiva e iconoclasta, disfrazada de humor costumbrista,  en el que se sumergieron con la polémica película Alicia en el pueblo de maravillas  (1990), por excelencia la cinta maldita del cine cubano en toda su historia. Digo que el terreno es pedregoso porque, aunque ha llovido mucho desde la aparición de Alicia… a la fecha y las autoridades se muestran hoy mucho más tolerantes y receptivas a la crítica, todavía persiste bastante reticencia.