el coro ¡Qué silencio! ¡Qué horrible silencio! Estábamos preparados para la guerra y de pronto el silencio como un espacio blanco y desierto. Presentimientos brotan y saltan en él y se combaten. ¿Qué ocurrirá? ¡Alguien se acerca!

polinice (Aparece en el fondo, solo, sin armas.) ¡Es Polinice!

el coro (Pasándose el nombre de una en otra.) ¡Polinice! ¡Polinice! ¡Polinice!

polinice Te ofrezco una tregua, Etéocles. Vengo a hablar contigo.