LOS DATOS DE la edición del Anuario Pontificio 2005 revelan que en el mundo existen mil ochenta y seis millones de católicos, 15 millones más que en el año anterior, y que la mitad de ellos viven en el continente americano.