a poesía cubana del siglo XXI que se está escribiendo ahora en Cuba, de singular fuerza en la creatividad de sus más jóvenes representantes y en la obra plena y sustanciosa de los maestros, aquellos autores que comenzaron su vida literaria en la década de 1940, muestra nombres de relieve internacional, a la altura de lo mejor que se escribe hoy
en cualquier parte del mundo. En estos primeros años del nuevo siglo muestran su quehacer dos miembros de la llamada generación de la revista Orígenes:
Cintio Vitier y Fina García Marruz, consumados maestros de la palabra poética y de la reflexión en torno a la
poesía, con libros que se han constituido, con el decursar del tiempo, en verdaderos paradigmas por la riqueza verbal y la profundidad de la mirada, las preocupaciones y cuestionamientos que los nutren, renovados en tiempos recientes con poemas de similar intensidad y colmados de una sabiduría más alta, consecuente con la evolución que
se aprecia en sus creaciones anteriores, como si el diálogo que ambos poetas realizaron durante décadas con la realidad en sus diversas manifestaciones hubiese hallado ahora nuevas iluminaciones y caminos para ahondar en el
conocimiento de lo desconocido.