Texto íntegro del discurso dirigido por el Papa Benedicto XVI, el 21 de noviembre de 2009 en la Capilla Sixtina, a representantes de todas las artes: pintores, escultores, arquitectos, novelistas, poetas, músicos, cantantes, hombres del cine, del teatro, de la danza, de la fotografía.Señores Cardenales, venerados hermanos en el Episcopado y en el

Sacerdocio, ilustres Artistas, Señoras y Señores:

Con gran alegría los recibo en este lugar solemne y rico de arte y de memorias. Dirijo a todos y a cada uno mi cordial saludo y les agradezco haber acogido mi invitación.