El pasado 4 de noviembre de 2009 el papa Benedicto XVI firmó la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus, como respuesta al reclamo de fieles anglicanos que desean retornar al seno de la Iglesia Católica. La Constitución Apostólica, según ha acotado el Primado de la Traditional Anglican Communion, el australiano John Hepwoeth, “es más de lo que soñábamos y de lo que nos atrevimos a incluir en nuestra petición hace dos años”. “Lo que Roma ha hecho es exactamente lo que la Iglesia de Inglaterra ha rechazado”, acotó, por su parte, el obispo John Fulham, líder del movimiento Forward in Faith.