Una polémica en torno a la película Santa y Andrés del director Carlos Lechuga y la prohibición de su presentación en el 38vo. Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.