Hace algunas semanas se inició en el sitio web Havanatimes –a partir de un excelente artículo del amigo Erasmo Calzadilla2– un valiosísimo debate en torno a los contenidos de la democracia y el papel que deben ocupar en esta los partidos políticos.

El intercambio, que ha involucrado tanto a columnistas como lectores, no se asimila esencialmente a una polémica teórica, ya que las reflexiones de los participantes tienen como foco la realidad de Cuba y no las páginas de un tratado de filosofía política.