El tercer día de trabajo de la X Semana Social Católica comenzó con la celebración de la Santa Misa, presidida por monseñor Emilio Aranguren y concelebrada por monseñor Juan García, Arzobispo de Camagüey. La propia composición de esta asamblea litúrgica, en la que participaron obispos, sacerdotes, diáconos y fieles laicos, manifestó un vivo ejemplo de la pluralidad en la unidad al interior de la Iglesia, marcada por la comunión.

Este mismo espíritu animó la sesión matutina, en la cual un panel integrado por laicos con responsabilidades en las diferentes pastorales eclesiales abordó las características y los límites de los espacios públicos de la Iglesia en la sociedad cubana actual. Sergio Lázaro Cabarrouy, de la diócesis de Pinar del Río, se refirió a la presencia católica en el área de la comunicación social, en particular mediante las publicaciones eclesiales, cuya acción debe conducir a crear puentes de diálogo y no fortalezas de exclusión…