TÚNEZ: la revolución del consenso

Por: Ignacio Cembrero

Hubo momentos tensos en los que un diputado laico acusó a un islamista de crear un clima propicio para que le matasen. Hubo momentos emocionantes, como cuando se aprobó la paridad de hombres y mujeres en los órganos electos y los parlamentarios se pusieron en pie y cantaron el himno nacional. Hubo también lágrimas en el hemiciclo cuando se votó el artículo que reconoce los derechos de los exiliados políticos, lo que afecta a un buen puñado de congresistas.