Nota informativa de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba

Los Obispos Católicos de Cuba
Los Obispos Católicos de Cuba

Del 19 al 23 de febrero se ha llevado a cabo en El Cobre, la 163 Asamblea Plenaria de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. En esta ocasión participaron 9 Obispos diocesanos, 2 Auxiliares, el Administrador Diocesano de Ciego de Ávila y el Sr. Nuncio Apostólico. Mons. Domingo Oropesa Lorente y Mons. Álvaro Beyra Luarca, Obispos de Cienfuegos y de Bayamo-Manzanillo respectivamente, estuvieron ausentes por estar recuperándose de problemas de salud.

Mons. Emilio Aranguren Echeverría y Mons. Arturo González Amador, presidente y vice-presidente de la COCC, han informado a sus hermanos Obispos sobre los resultados de la visita y encuentros que tuvieron el pasado mes de noviembre con el Santo Padre Francisco y con distintos Dicasterios de la Santa Sede. En esa ocasión, pudieron también establecer coloquios con los funcionarios de la Embajada de Cuba ante la Santa Sede, los responsables del Comité de Ayuda al Tercer Mundo de la Conferencia Episcopal Italiana y Superiores Mayores de varias Congregaciones Religiosas que trabajan en Cuba.

Con gran atención, los Pastores han orado, reflexionado y compartido experiencias sobre la asimilación e implementación del Plan Pastoral 2023-2030, publicado el 15 de agosto de 2023. Se renueva la convicción de que el Plan Pastoral es la “brújula” que ha de guiar la acción pastoral de la Iglesia en Cuba en los años venideros y se invita a todos los agentes pastorales a implicarse en este empeño, con confianza en el Señor y ardor misionero.

Los Obispos han revisado el trabajo y las funciones de algunas Comisiones Nacionales de Pastoral que han tenido sus reuniones ordinarias recientemente, a saber, la Comisión de Misiones, la de Pastoral Juvenil, y la de Prevención de abusos de menores y adultos vulnerables.

Se ha conocido que, en los próximos días, se encontrarán las Comisiones de Sacerdotes y Vocaciones, la de Educación y Cultura, y la de Pastoral de la Salud.

Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz sj, en su calidad de Obispo encargado de los vínculos con la Vida Consagrada, compartió sobre las vivencias de la Asamblea de la Conferencia Cubana de Religiosos (CONCUR), que tuvo lugar el pasado mes de diciembre en La Habana, y donde se eligió una nueva Junta Directiva.

Los Obispos reiteran el aprecio por la presencia y el testimonio de los religiosos y religiosas que sirven con tanta generosidad y entrega a esta Iglesia y a este pueblo. Dan gracias al Señor por la comunión y fraternidad con que viven en las respectivas diócesis este servicio.

Los Pastores han reflexionado sobre informaciones y sugerencias que se van recibiendo con motivo del Año Jubilar 2025. Han tomado nota de la invitación del Papa Francisco a vivir este año 2024 con una particular dedicación a la oración. A este propósito, han querido hacer una invitación especial a todos los fieles de la Iglesia Católica en Cuba, que aquí anexamos.

En el marco de esta Asamblea, los Obispos han tenido un encuentro con la Sra. Soraya Jurado, responsable para Cuba y Haití de Adveniat (Organismo de Ayuda a la Iglesia de América Latina de la Conferencia Episcopal de Alemania). La Sra. Jurado, durante poco más de dos semanas, ha ido trabajando con los responsables de economía de las diócesis orientales y, a su vez, ha podido informar a los Obispos sobre los buenos resultados de los talleres que había realizado el año anterior con sus interlocutores de economía y proyectos. Ha valorado muy positivamente los pasos que la Iglesia en Cuba ha ido dando en materia de auditoría, en la prevención de abusos y en la promoción de una cultura del cuidado de los menores y adultos vulnerables. Asimismo, ha informado sobre la realidad y los desafíos que enfrenta ahora mismo Adveniat, después de la pandemia, en medio de la guerra en Europa y en el contexto eclesial de Alemania.

También compartió sobre la situación de la Iglesia en Haití y, de hecho, los Obispos cubanos han estado orando durante esta semana, preocupados por las noticias que nos llegaban sobre al atentado al hermano Obispo de Anse-à-Veau-Miragoâne, Mons. Pierre-André Dumas, a quien desean pronta y total recuperación. La Iglesia en Cuba continuará orando por sus hermanos haitianos y por los religiosos secuestrados en días recientes.

Los Obispos Católicos de Cuba

Se pasó revista al proceso sinodal de cara a la segunda Asamblea que, al respecto, se tendrá en Roma en el mes de octubre próximo. Se constata que, en el Plan Pastoral de la Iglesia en Cuba, los elementos esenciales del proceso sinodal han sido integrados, y justamente como resultado del discernimiento y el trabajo de todo el Pueblo de Dios.

Durante varios momentos, los Obispos se regalaron tiempo para la oración, teniendo muy presentes la situación del pueblo cubano, los grandes desafíos de la Iglesia en el mundo y la imperiosa necesidad de la Paz ante tantos conflictos que hieren a la familia humana. La Asamblea comenzó con un momento de Adoración ante el Santísimo Sacramento. El martes, la Eucaristía se celebró ante la presencia de la imagen de la Virgen de la Caridad en la Basílica y el miércoles en la tarde, la Conferencia Episcopal peregrinó hasta la Catedral Primada de Santiago de Cuba para, entrando por la Puerta Santa, haciendo Profesión de Fe y celebrando la Eucaristía, participar del Jubileo por los 500 años de la primera diócesis y catedral cubanas.

La celebración de la fiesta de la Cátedra de San Pedro, el jueves 22 de febrero, cuya Eucaristía presidió el Nuncio Apostólico, fue un momento propicio para que los Pastores de la Iglesia en Cuba encomendaran, con filial afecto, a la persona y el ministerio del actual Sucesor de Pedro, el Papa Francisco.

Cuando ya se disponían a clausurar la Asamblea, la Santa Sede publicó la noticia de que el Santo Padre nombraba a Mons. Giampiero Gloder, actualmente Nuncio Apostólico en Cuba, como su Representante en Rumanía y Moldavia. Esta noticia permitió a Mons. Gloder y a sus hermanos Obispos de Cuba expresar el recíproco afecto y agradecimiento por lo vivido durante estos cuatro años de ministerio del Sr. Nuncio Apostólico entre nosotros. Y augurarle igualmente un fecundo servicio entre los hermanos de Rumanía y Moldavia.

La Habana, 26 de febrero de 2024.
P. Ariel Suárez Jáuregui.
Secretario Adjunto de la COCC.

INVITACIÓN ESPECIAL A LA ORACIÓN

A todos los fieles de la Iglesia Católica en Cuba:

En estos días, entre el 19 y el 23 de febrero, los Obispos cubanos nos hemos reunido en El Cobre para la 163ª Asamblea Plenaria. Como es habitual en nuestros encuentros, nos hemos colocado bajo la mirada de Dios y de la Virgen de la Caridad, trayendo en el corazón las necesidades de la Iglesia y el pueblo cubanos. Nos hemos sentido interpelados por la invitación del Papa Francisco a vivir este año con un énfasis especial en la oración.

La oración es esencial en la vida del pueblo de Dios. Cuando los cristianos oramos, testimoniamos la primacía de Dios en nuestras vidas, nos abrimos al Espíritu Santo para dejarnos convertir por la Gracia, pedimos perdón por nuestros pecados y presentamos a la misericordia y la bondad del Señor las angustias, los sueños y las esperanzas de todos los hombres. Creemos que la oración transforma el mundo, porque cambia nuestros corazones y nos ayuda a vivir según Dios.

Ante la situación que estamos experimentando, marcada por un aumento del sufrimiento y la desesperanza que constatamos en la cotidianidad de tantos de nuestros compatriotas, invitamos a todos los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas y laicos de nuestras comunidades católicas a ofrecer, durante todo este año, la Santa Misa y la Adoración del Santísimo de los jueves, por esta intención de oración:

“Para que el Señor conceda esperanza, fortaleza y sabiduría a este pueblo que sufre, de modo que se busquen e implementen soluciones que mejoren la vida de los cubanos y podamos ser felices en esta tierra”.

A la Virgen de la Caridad, mujer orante del Evangelio y Madre de la fe del pueblo cubano, encomendamos esta invitación a la Iglesia para incrementar la vida de oración, que necesitamos para ser auténticos discípulos de su Hijo Jesús.

Con paterno afecto, los bendicen,

Los Obispos Católicos de Cuba.
23 de febrero de 2024.